Autor de la fotografía Jonathan Rashad

Posted On 14/12/2011 By In Entrevistas With 982 Views

¿Podría la “primavera árabe” convertirse en un “invierno cristiano”?

 

(Fuente: Consejo Mundial de Iglesias)

Las iglesias de Egipto están orando y ayudan a los migrantes que han abandonado sus hogares a causa de los disturbios políticos, la violencia y un futuro incierto. Es urgentemente necesario desarrollar sociedades democráticas estables para que la “primavera árabe” produzca frutos. De lo contario, podría convertirse en un “invierno árabe” para las minorías religiosas en riesgo de persecución.

David Victor R. Youssef de la Organización Evangélica Copta para Servicios Sociales en EgiptoDavid Victor R. Youssef expresó esta preocupación en la reunión de la Red Ecuménica Mundial sobre Emigración del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) que tuvo lugar en Beirut, Líbano, del 5 al 7 de diciembre, organizada por la oficina del CMI para Comunidades Justas e Incluyentes y hospedada por el Consejo de Iglesias de Oriente Medio (Middle East Council of Churches).

Youssef trabaja en la Organización Evangélica Copta para Servicios Sociales y fue entrevistado por Naveen Qayyum, redactora del personal del CMI.

¿Cuál es la situación política en Egipto después de la “primavera árabe”? ¿Y cómo ha dado lugar a la migración?

Egipto ha sido testigo este año de muchos cambios políticos, sociales, culturales y religiosos. Pero éste no es el final de las luchas en Egipto.

La revolución egipcia, que siguió a la de Túnez, ha dado lugar a muchos levantamientos en la región, y a esto denominamos “primavera árabe”. Desde el Golfo hasta el océano, por fin los árabes están luchando por su libertad contra los dictadores.

Aunque celebran los espectaculares cambios políticos, tales cambios van acompañados de una situación de inestabilidad. Esta inestabilidad ha obligado a personas pobres a emigrar a países seguros en busca de una vida mejor.

A pesar de que la agitación es relativamente menor en Egipto que en otros países, muchas personas se han desplazado para escapar de la violencia. Asimismo muchos egipcios que trabajaban en otros países volvieron a Egipto a causa del desempleo, las malas condiciones económicas y las amenazas para la seguridad.

No obstante, como una reacción ante los grupos islámicos radicales que surgieron después del colapso del sistema de seguridad, muchos egipcios, especialmente coptos, prefirieron emigrar a Occidente.

¿Puede usted explicar la reciente evolución política en Egipto?

La principal novedad en Egipto es el derrocamiento del anterior régimen dictatorial. Ahora, los egipcios tienen plenamente la esperanza de llevar a su país a una auténtica transición democrática.

Sin embargo, hay muchos factores que son causa de frustración para los egipcios. Cabe señalar entre ellos la presencia del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que está tardando demasiado en abandonar el poder en favor de un régimen civil. Muchos de los manifestantes han exigido que se acelere este período de transición.

La aparición de grupos islámicos radicales después de décadas de opresión por el régimen anterior es también causa de preocupación. Ahora, estos grupos piden participar en el control del nuevo Egipto. Grupos políticos, como Al Ekhwan al Muslmūn, Al Salafi-oun y Al Ja-ma’a Al Eslamiyya, tienen ahora (después de la primera ronda de elecciones) más del 40 por ciento de los escaños en la asamblea.

Pese a los llamamientos encaminados a impedir símbolos del régimen anterior, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y el gobierno no han tomado ninguna medida eficaz al respecto. Por ello, muchos miembros del disuelto Partido Democrático Nacional han formado nuevos partidos políticos y se presentan a las actuales elecciones parlamentarias.

El fracaso parcial de las fuerzas liberales para conseguir la mayoría en la primera ronda de las actuales elecciones parlamentarias representa también un retroceso. Esto ha dado lugar a una situación de incertidumbre que augura un período de transición sin ninguna clara guía de ruta.

¿Cómo afecta esta situación a los cristianos en Egipto?

Como consecuencia de la falta de seguridad, los coptos se han enfrentado con un aumento de la violencia y las tensiones sectarias, que han dado lugar a la quema de algunas iglesias como las de Atfih, Embaba y Aswan.

En el desafortunado incidente del 9 de octubre fueron asesinados más de 30 cristianos que protestaban contra la quema de la iglesia de Aswan.

El surgir de grupos radicales en Egipto ha abierto la posibilidad de establecer un estado islámico y aplicar las leyes islámicas (Shari’a). Como reacción justificable, los cristianos, que viven ya con un sentido de inseguridad, quedan más aislados en sus comunidades eclesiales.

Esto ha provocado también una oleada de emigración entre los cristianos, cuya razón principal es la incertidumbre política en el país. Temen que si sigue gobernando el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, Egipto continuará bajo el mismo gobierno militar que durante los últimos 60 años.

Temen también que, si se aplica el programa radical de los grupos islámicos políticos, por ejemplo, mediante la implantación de un estado islámico, los cristianos no encontrarán lugar en ese estado.

El empeoramiento de la situación económica está obligando también a millones de ciudadanos desempleados a buscar otras oportunidades de trabajo fuera de Egipto.

El aumento de la violencia sectaria ha obligado a muchos coptos a emigrar a otros países, como Estados Unidos, Canadá y Australia. También muchos de los egipcios cristianos se acogen al asilo religioso. En esta situación algunas voces procedentes de las diásporas coptas han pedido la protección internacional para las minorías religiosas en Egipto.

¿Cómo afrontan las iglesias estos desafíos? ¿Cuál es la respuesta ecuménica?

Las iglesias nacionales desempeñan en Egipto una función decisiva en la vida social. Han hecho tomar conciencia a sus fieles de que son ciudadanos de derecho pleno en su país.

Asimismo, las iglesias tratan de que los cristianos tomen conciencia de la necesidad de participar en la vida social, política y cultural.

Algunos líderes eclesiales asisten a actos políticos y sociales para participar en la planificación del nuevo Egipto después de la revolución.

El 11 de noviembre, tuvo lugar una gran vigilia de oración ecuménica por Egipto, con la asistencia de 70 000 cristianos de todas las denominaciones, en el Monasterio de San Sam’an El Kharaz, que duró desde las 6 de la tarde hasta las 6 de la mañana. Pasaron toda la noche orando por Egipto.

En otros niveles, las iglesias participan en la prestación de servicios a los migrantes. Cabe mencionar entre ellos el apoyo espiritual con programas especializados para refugiados, el apoyo financiero para encontrar empleos y vivienda y proporcionar ayudas, y la ayuda en la tramitación de los procedimientos legales relacionados con las solicitudes de asilo.

Tags : , , ,

Bad Behavior has blocked 1015 access attempts in the last 7 days.