Crisis de los Refugiados

Posted On 19/03/2016 By In Opinión With 2801 Views

Ante el refugiado ¿Qué lógica pervive, la del amor al prójimo o la del mercado?

Ante la gran crisis de los desplazados en Europa la cual no ha habido otra semejante desde la Segunda Guerra Mundial, se tiene el temor del “efecto llamada”, o temor ante el “¿cuánto nos costará?”. También están las actitudes xenófobas y por otro lado las acciones solidarias, que son mayoría.

Cabe preguntar ¿cuál es la postura que asume el parlamento europeo y los gobiernos para dar respuesta a esta situación? Estos días se esta negociando un acuerdo, pero, por lo que vemos, lo que prima para llegar dicho acuerdo no es la xenofobia (a excepción de algunas derechas extremas) o la solidaridad, sino la racionalidad (más bien irracionalidad) de la ley del mercado, la cual subvierte la convivencia humana, pues a los refugiados se les ve como mercancías con las que se puede negociar. No es de extrañar que se tomen tanto tiempo, tantas reuniones para llegar a un acuerdo, pues cuando se usa la lógica del gano yo-tú pierdes, no es fácil llegar a puntos en común.

Ante los miles de refugiados que pretenden entrar en los países de la Unión Europea y que han huido de sus propios países devastados por la guerra, las medidas de la UE son cada vez mas restrictivas. Esto no alivia, ni ayuda a los que están haciendo el penoso viaje para pedir asilo. Incluso se encuentran con la fuerza militar y con muros alzados impidiéndoles el paso incluso con violencia, como en Hungría.  Han huido del estado islámico, del hambre, la guerra, y acaban muriendo en el mar o en camiones por el rechazo de las autoridades europeas.

Los acuerdos tomados, deben basarse en el criterio radical de amor al prójimo, no como criterio moral solamente, sino como de criterio de la acción humana. Que los acuerdos correspondan al beneficio de la vida de los refugiados, y que conlleven a la acción de acogida que corresponde, pues los alimentos, la vestimenta y la atención sanitaria que dispensan las decenas de organizaciones locales y de voluntarios son insuficientes para combatir la escasez que padecen las familias que buscan refugio.

Si se llega a un acuerdo bajo la razón del mercado, como parece que se está dando, se corre nuevamente el riesgo de que con la ley en la mano, se deje a los refugiados a la deriva, abandonados y sin apoyos. Y que se realice este crimen cumpliendo la ley (que es el signo de identidad de la lógica del mercado). Pues el acuerdo, la ley que se está orquestando ahora en Europa y Turquía ante los refugiados es la ley que se sigue de los imperativos del mercado del “dejad hacer, dejad pasar” y que una lógica de este tipo trae como consecuencia, como bien señala Hinkelammert la del “dejar morir”, ya sea en el mar o hacinados en barcos, o de hambre o de frío en las fronteras. Por ello tiene razón Amnistía internacional cuando a las puertas del Consejo Europeo, donde se celebra la cumbre, señala con una pantalla gigante que resume a la perfección los temores expresados por algunos líderes en las últimas horas: «No se comercia con los refugiados. Detengan el acuerdo». (El país, 18 marzo 2016)

_____

*Fotografía: ONU BRASIL

Tags : , , ,

Bad Behavior has blocked 908 access attempts in the last 7 days.