Posted On 03/12/2014 By In Liturgia, Red Crearte With 1048 Views

Calmen, cuiden a mi pueblo

Basado en Isaías 40

Calmen, cuiden a mi pueblo con la fuerza de mi propia Voz.
A mi pueblo, con dulzura, digan que ya lo perdoné.

Aún si el llanto fluye como un río, o si fuera como el mar,
si la vida los lastima, calmen, cuiden.
Todo valle es levantado, todo monte ahora es llano,
se nivelan las quebradas, calmen, cuiden.

Aún si vieran todo oscuro y no hubiera ninguna luz,
aunque todo fueran penas, cuiden, calmen.
Siempre hay día tras la noche, el dolor se aliviará,
las cargas serán ligeras, cuiden, calmen.

comfort1

 comfort2

Tags : , , , , , ,

Bad Behavior has blocked 700 access attempts in the last 7 days.