Posted On 18/01/2011 By In Entrevistas With 1275 Views

Entrevista a Plutarco Bonilla

Plutarco Bonilla nació en Las Palmas de Gran Canaria (España). Realizó sus estudios en el Seminario Bíblico Latinoamericano (Costa Rica), en la Universidad de Costa Rica, en Princeton Theological Seminary. También realizó estudios de posgrado en Universidad de Atenas y en la Universidad Complutense de Madrid. Ha ejercido un dilatado trabajo docente y de dirección en la Escuela de Preparación de Obreros Metodistas, en el Seminario Bíblico Latinoamericano y en la Escuela de Estudios Generales y en la Escuela de Filosofía: Universidad de Costa Rica. Es miembro de la Iglesia Evangélica Metodista de Costa Rica

¿Nos podría contar algo acerca de su vida?

Plutarco Bonilla

Plutarco Bonilla

Cuando nací mi padre no era evangélico, pero se convirtió cuando yo era un niño muy pequeño. Entonces puedo decir que me crié en las bancas de la iglesia.  Una iglesia independiente en las Islas Canarias. Exactamente en la Isla de Gran Canaria.  Y la iglesia a la que yo pertenecía, era la de  Los hermanos, conocidos como Hermanos de Plymouth, unos ingleses llegaban a trabajar a las Islas Canarias, que ha sido siempre un puerto importante. Ellos comenzaron allí una obra que fue creciendo y multiplicándose hasta hoy. La iglesia nunca se identificó como Iglesia de Los hermanos. Simplemente se estableció la iglesia y todos éramos hermanos. Luego recibieron misioneros de otras corrientes evangélicas y ahora es una iglesia independiente, miembro de la Federación de Iglesias Independientes de España,  la llamada  Fieide. Yo me convertí siendo muy joven y me eduqué en la iglesia. De hecho, uno de los recuerdos más lejanos que tengo es él quedarme dormido en las faldas de mi madre en los cultos de oración de la iglesia.

En la Iglesia aprendí muchas cosas, una de las cosas que de hecho aprendí fue su énfasis en el estudio de a Biblia. Énfasis que después fue acentuado por unos misioneros que llegaron, que nos entusiasmaron a los jóvenes. Hay que entender que estoy hablando de la España franquista, sin libertades religiosas o libertadas muy, muy limitadas. Aunque en las Islas Canarias, por estar alejadas de la península, no sufrimos tanta  persecución si la hubo en algunos casos. Como, por ejemplo, algunas veces llegar al templo para el culto y encontrar la iglesia clausurada. De la noche a la mañana, sin aviso, con el precinto en la puerta. Y  también algunos casos de persecución por parte de la iglesia. Sacerdotes que iban con chiquillos a hacer bulla, cuando nosotros salíamos de nuestro culto, a rascar clavos en las tablas agujereadas, aun en las fiestas, para hacer un triquitraque.

Pero la iglesia se mantuvo firme y fiel. Fue creciendo en el ritmo normal del testimonio de los cristianos, tanto en la  propia comunidad o en el templo, que aunque no tenia facha de templo estaba ubicado en los campos aledaños.  Con el paso de los años se establecieron muchas más iglesias. En la iglesia de la época de mi infancia y de juventud se hizo énfasis en el estudio de la Palabra, y recuerdo hasta hoy los versos que aprendí.

Hubo un misionero que falleció hace años, con el cual yo establecí una relación muy estrecha. En parte porque cuando llegó a las Canarias no sabía hablar español, tenía mucho interés de aprender. Yo lo visitaba los sábados y él me entregaba un paquete de ejercicios que había hecho, siguiendo cursos en libros y yo le corregía y ayudaba. Eso me permitió una relación muy estrecha con él. Este misionero fue uno de los que más nos  entusiasmó, no sólo a mí, sino también a los demás jóvenes de la iglesia. Incluso para hacer cursos por correspondencia, cursos doctrinales.

Ese aspecto formativo creo que fue marcante en mi vida; creó en mí el entusiasmo por el estudio de la Biblia. Desafortunadamente estuvo enfocado sólo en el Nuevo Testamento. Hasta hoy me siento analfabeto respecto al Antiguo Testamento. La maestra fue otra persona que me ayudó también mucho en mi formación. Y después, claro, salí a estudiar de las Islas Canarias, de eso ya son 45 años.

En aquella época era imposible hacerse de libros evangélicos, por las restricciones que el gobierno imponía. Mas nosotros teníamos una ventaja.  Canarias estaba en la ruta de los barcos que venían de América y otras partes de Europa, y hacían escala allí. Nosotros ahorrábamos dinero y pedíamos a los marineros que nos compraran libros en Argentina y nos los trajeran de vuelta.  Algunos de mis libros fueron conseguidos de esta manera. Pero en aquella época era difícil de obtenerlos. Ahora no se valoran, porque sencillamente se va a una librería y los compra, encargarlos por correo o por Internet.  Así comenzamos a formar nuestra biblioteca.

Después fui al Norte de Africa, porque iba a establecerse un Instituto Bíblico, que finalmente llegó un poco más tarde. Allí conocí a Rubén Lores, un líder evangélico que vino como misionero a España, para establecer un Instituto Bíblico. Pero el gobierno español lo expulsó. Un día me dijo que había recibido una tarjeta del gobierno, en que se le invitaba muy comedidamente a “salir” del territorio nacional. Era la forma diplomática de expulsar a alguien. Me imagino que como tenía pasaporte norteamericano, fue la forma más diplomática de sacarle a alguien.

Rubén se instaló en el Norte de Africa. Fue una persona que influyó mucho en mi vida. Un excelente expositor de la Biblia,  un gran predicador.  Y durante los días que estuve en el Africa, dado que no se abrió el Instituto Bíblico, Rubén me dio clases. Todavía conservo, por razones sentimentales, las notas que me dio mientras estabamos en Africa.

Luego volví a Canaria para hacer rumbo hasta Costa Rica, adonde llegué en mayo de 1955. O sea, que el próximo mayo serán 45 años de cuando llegué e ingresé al Seminario Bíblico. Coincidió con la entrada de varios profesores jóvenes: Ricardo Fox , por ejemplo, se reunión su esposa Irene Fox; Juan Stam que llegó a enseñar un año después. Llegó antes, pero fue pastor por un año y luego se unió al Seminario. Estas dos personas, una en el campo del Nuevo Testamento y la otra en Teología, son las que han influido en mi formación en aquella época y a lo largo de los años desde entonces.

Mientras estudiaba en el Seminario me entusiasmé por el ánimo que me dio un profesor venezolano exilado, que estaba enseñando en Costa Rica, me metí en la Universidad a estudiar cuando estaba en segundo año.  En la Universidad también hubo personas que han incidido en vida, especialmente un profesor de español, que al año siguiente de que yo matriculara comenzó su trabajo dando clases. También el ya fallecido el Dr. Constantino Lascares, quien me entusiasmó por el estudio del griego y me llevó a Grecia a estudiar.

Estos son los profesores que me han marcado en mi itinerario de vida escolar a lo largo de estos años y, por supuesto, las múltiples lecturas que uno ha hecho.  Es muy difícil señalar un libro, porque hay libros que nos marcan por épocas.

Por ejemplo -y de esto escribí en un artículo que se publicó en un libro sobre la Biblia y el Quijote.  Yo vi el  testimonio de un padre que aprendió a leer y escribir siendo ya adulto y por sus propios medios, una vez que aprendió a leer se convirtió en un gran lector y leía dos obras y un autor, el autor era Benito Pérez Galdós, que es un escritor canario de la misma isla donde yo nací, y es autor de episodios nacionales y de una cantidad enorme de novelas y las obras eran el Quijote y la Biblia.

El Quijote ha sido una obra de la cual yo también he trabajado y he publicado varios artículos sobre esa obra de literatura española y al estudio de la Biblia me dedique más de lleno hasta la época actual.  Mi ministerio lo realizó en una institución que se dedica a traducir y distribuir las Biblias como son Las Sociedades Bíblicas Unidas.  Así que diría que en parte las obras también me han marcado a mí, por supuesto desde distintos puntos de vista.  Hay obras no cristianas que para mí han sido profundamente significativas porque me han hecho ver perspectivas sobre la vida de Jesús que a veces uno deja de lado y da por sentado, es sumamente peligroso.  Estoy pensando en una obra que leí no hace  mucho y que me impacto muchísimo el Evangelio según Jesucristo de Premio Nobel Saramago una novela muy impactante.  No tanto por lo que dice, sino por lo que dice provocó mi propio pensamiento,  me ayudó a hacerlo dentro de unas  perspectivas nuevas y me ayudó a hacerlo dentro de una perspectiva crítica.  No es que yo acepto todo lo que Saramago diga sino que a fin de cuentas no es un libro de teología teórica sino una novela donde él vierte su propia perspectiva teológica de la cual yo creo que los evangélicos podríamos aprender mucho sin que eso signifique aceptar todo lo que dice o mucho  menos.

¿Que es para usted la Teología?
Es como se decía antes esa es la palabra de un millón de dólares.  Yo creo que a veces le damos un énfasis a la palabra teología que no corresponde.  Parece un lenguaje que a veces algunos teólogos no han utilizado hay que enseñar que la teología es un acto segundo, no un acto primero.  El acto del encuentro de Dios con Jesucristo.  Lo que busca el libro más teológico que es la Biblia, no digo dogmático sino teológico, lo que busca es que el hombre se encuentre con Jesucristo.  Que la palabra sirva como un medio para que el hombre se enfrente con Dios en Jesucristo.  Para mí ese es el primero.  Yo vería la teología como el acto segundo que consiste en la reflexión del acto primero,  a la luz de la revelación en las sagradas escrituras.  No sé si estoy hablando como alguno teólogos expertos en el lenguaje enredado.  Pero para mí eso es la teología, reflexionar sobre la experiencia cristiana a la luz de las Sagradas Escrituras.  Y por supuesto cuando yo reflexiono sobre la propia experiencia no solo del sentido individual sino de la comunidad a la que uno pertenece.  La comunidad que ha tenido una experiencia similar.  Estoy hablando también de todo el contexto en el que uno vive porque el ser humano no es solo razón, ni es una alma desencarnada ni es una persona que no tiene vínculos sociales, ni económicos, culturales, de entretenimiento, todo lo que constituye la vida humana.  Yo creo que todo eso se incorpora la vida humana.  Así que la teología debería abarcar también todos esos elementos como el foco de la reflexión.  Y sobre lo cual debe arrojarse la luz de otro tras foco que es la Palabra de Dios que nos sirve de orientación y guía.  Yo no concibo teología sin Biblia.  Para fastidiar a los teólogos, teólogos yo he dejado de creer un poco en la teología sistemática para usar la expresión propia de los evangélicos o  la teología dogmática como se dice en otros círculos para a favor de una teología bíblica.   Sobre todo tomando en cuenta que la teología bíblica no tiene la rigidez que tienen otros sistemas más teológicos de la sistemática sino que la teología bíblica se enraízan también en las experiencias que los diferentes autores que escribe la Biblia y el Nuevo Testamento en Particular.

¿Cuáles son los puntos débiles que tienen hoy día los evangélicos en nuestro continente?
Yo no sé si vas a preguntarme luego por los puntos fuertes.   Hay algunas cosas que yo no puedo separar como punto débil del punto fuerte en el siguiente sentido.  Yo creo que uno de los puntos débiles en la iglesia protestante o evangélica (yo no hago dicotomía entre los dos),  es lo que fue el punto fuerte de los evangélico en América Latina.  Hace años en América Latina, eran conocidos como la gente del “Libro” y de hecho hace unos 30 años o algo así.  Si uno veía a una persona con el libro bajo el brazo o leyendo en un autobús era cien por cien seguro que eso es evangélico.  Y eso es un punto fuerte.  Se acentuaba mucho en la lectura de la Biblia.  Y había muchos predicadores que muchos predicadores cuya predicación era bíblica no solo en el sentido de recitar los versículos bíblicos sino que penetraban profundamente en el significado del texto bíblico.  Ahora preferimos cantar a leer la Biblia.  Lo digo con todo respeto.  Yo he estado en cultos donde se canta por una hora y no se lee sino el texto que el predicador usa para predicar.  Nada más que eso.  Algunos quieren justificar eso diciendo que bueno, la Biblia también se canta en esas canciones.  Eso es solamente media verdad.  Y media verdad es también media mentira.  No? Porque no es así.  Son muchas de esas canciones que se cantan incluso son antibíblicas  en cuanto al mensaje que encierran.  Y no me refiero a los coritos sino a algunos himnos.  Yo estaba comentando ahora en estos días aquí en  Ecuador, en un tema semejante a este como por ejemplo que hay himnos que nos gusta mucho y a mí también pero, si uno se pone a pensar en la letra de lo que uno esta cantando entonces descubre que hay algunas cosas que no son exactamente así.  Yo no he encontrado todavía a nadie que no le guste ese himno que fue famoso en los años 60.  Tierra bendita y divina es la de Palestina.  Pero que es eso de tierra divina.  Es divina la tierra de Palestina? Si  hay tierra divina es toda la tierra porque toda pertenece a Dios y ninguna tierra es divina porque Dios es divino.  Y cantamos así sin pensarlo.  Y se pueden poner muchos ejemplos de todas las cosas que cantamos que no son bíblicas, que no responden a la verdadera visión del Estudio Bíblico y se cantan.  Para mí eso es una debilidad principal, pero de alguna manera la causa de otras debilidades.  Por ejemplo la tendencia de hoy de muchas iglesias que hacen de los cristianos gentes parecidas a los atenienses de Hechos Cap. 17.  Que parece que van a escuchar a un predicador simplemente para oír que cosa extraña va a presentar y como consecuencia tiene hoy una cantidad de practicas raras, extrañísimas y me atrevería a decir inclusive anticristianas que están introduciéndose en las iglesias cristianas por ese descuido en el estudio del texto Bíblico con seriedad.  estudio con seriedad.  Los pastores animan a la gente a leer la Biblia, pero no a estudiarla.  Y el problema por el que no animan a la gente a estudiar la Biblia es por lo que mencioné hace algunos momentos.  Es preferible dedicar una hora a cantar que a estudiar la Biblia.  Comentando con un colega hoy en Ecuador donde me hacen la entrevista les digo que la Escuela Dominical  ha sido el fraude mas grande que ha habido por muchísimos años porque de escuela no tiene nada.  Yo recuerdo que los profesores de Escuela Dominical no nos daban discursos así no más sino que nos daban tareas, hacían preguntas, hacían trabajar,  especialmente  a los jóvenes y adultos.  Las hay, yo las reconozco, pero se pueden contar con los dedos de la mano y a lo mejor en cada país y sobran dedos.  Uno de los puntos fuertes es que todavía tenemos la Biblia y que las iglesias evangélicas siguen promoviendo la Biblia.  Ojalá que no perdamos la Biblia.  Porque también hay peligro de perderla, porque si nosotros nos entusiasmamos con las formas cotidianas y esas formas suplen en el estudio del texto Bíblico, vamos a perder el texto bíblico.  Yo espero que el resurgimiento del estudio de as escrituras por parte de los católicos sea un reto también para los evangélicos no como competencia sino más bien, como dice Pablo para animarnos los unos a los otros en las buenas obras.  También nos animemos al estudio de las Escrituras.  Yo he estado en experiencias de estudio bíblico con católicos y con católicos y protestantes y en realidad es fascinante sobre todo el aporte de perspectivas diferentes que nos ayudan a percibir el significado de la vida cristiana.

¿Cual será hoy la misión de la iglesia?
Yo iba a señalar también como un punto fuerte o positivo en comparación con años atrás que hay iglesias que están despertando de nuevo a la preocupación de la verdad humana, o sea como total de relación humana.  A veces me da la preocupación de que ese despertar va por rumbos equivocados o sea yo le tengo miedo a esa euforia de los grupos cristianos de crear grupos políticos.  Lo veo tan peligroso ya que se han dado casos de corrupción de grupos políticos cristianos y la gente que ve a la distancia dice no es el partido político, sino que los evangélicos son  unos corruptos.  Entonces revierte sobre la comunidad eclesial cristiana los actos así.  Pero por otra parte ese interés, al margen que de que hayan algunos que lo hagan por poder porque eso tampoco falta.  Entonces resulta que se ha quebrado el tabú.   Porque hace años cuando yo viajaba resulta que habían personas que decían que era pecado.  Incluso cuando se hacían las distinciones entre servicio social y acción social que parece que en la actualidad se han superado esa actitud ante la vida.  Y se ha descubierto que el evangelio no es en primer lugar solo para la persona individualmente considerada y en segundo lugar no es tan solo para el alma, con despreocupación total de la vida.  Sino que el evangelio es un evangelio integral.  Que el anuncio de las vida nueva en Jesucristo es un anuncio que va dirigido a la persona en su totalidad en su relación personal con Dios, con su prójimo, en las relaciones personales, sociales.  Es interesante como en algunos casos en la sanidad de Jesús a los leprosos, la lepra que es la que rompe el nexo social con la sociedad, cuando es curado la persona es reincorporado a la comunidad.  Para mí eso es simbólico.   El caso que a mi me llama mas la atención es que cuando fue sanado le dice vete a tu casa y cuéntales como fuiste sanado.

Poco antes de eso la gente del lugar le pidió a Jesús que se marche porque había sido una amenaza para sus intereses económicos cuando vieron que sus puercos se le van.  Leemos dos capítulos más de Marcos y encontramos que Jesús regresa una vez más a la región de Decápolis donde había ocurrido el milagro y ahora la gente lo recibe con los brazos abiertos.  El evangelista no indica el porque de los cambios, pero es obvio, el ex endemoniado realizó la tarea que el Señor le encomendó y entonces lo que Jesús o El Señor, había hecho con él .

¿Entonces cuál es la misón de la iglesia para hoy?
Yo diría que la misión para hoy es la misma que para los cristianos primeros, por supuesto que no en las mismas condiciones, no estamos bajo la voz imperial de Roma.  Estamos bajo las fuerzas superiores con otras caras que pretenden no presentarse como imperio.  Estamos en la misma situación especialmente en esta época de la globalización.  Pero el mensaje en esencia es el mismo es el anunciar las Buenas Nuevas de Jesucristo, que comienza con un llamado en Jesucristo para que nosotros nos convirtamos en un mismo tiempo en colaboradores de él para que nos dirijamos a la realidad de la totalidad humana.  No digo a la total del ser humano sino a la totalidad del ser humano que se inserta en la cotidianidad.   Lo expresamos en el libro de los Hechos, Jesús les dijo a los discípulos en Jerusalén para ser investidos de poder.  Ser testigos en cierta tradición  se ha traducido como el dar el testimonio verbal de lo que ha hecho Jesucristo.  Su función redentora, su muerte, resurrección y ascensión al padre.  Pero, cuando uno lee los hechos se da cuenta de que se preocupaban por la seguridad física de los demás.  A Pablo le bajaron en un cesto para que no le arrestaran.  Sanaron los enfermos, se preocuparon por la alimentación y Pablo también recoge ofrendas para enviar a otra comunidad.  Y yo he destacado algo muy interesante que Pablo tiene ganas de ir a España a hacer labor misionera, pero él posterga esta acción misionera para ir a Jerusalén para llevar la ofrenda para los santos.   Nosotros que predicamos que el predicar el evangelio es la prioridad suprema.  Aquí Pablo invierte l orden, él lleva las ofrendas para Jerusalén antes de irles a predicar a los paganos de Italia en Jesucristo.  Es tan preocupado no solo por salvar al individuo, el alma sino con todas las situaciones que existen aquí en la tierra.  Porque Jesucristo quiere ser Señor nuestro no cuando nos muramos sino aquí, cuando hagamos su voluntad.

Es muy interesante  la pregunta porque hay que leerla desde la experiencia del contexto histórico que se ha  tenido personalmente  yo en España, antes de llegar a América a veces es muy difícil ir por la calle y que te escupan en el suelo y en tono de profundo desprecio: Protestante.

Las instancias o casos de persecución de que hemos sido objetos incluso por la iglesia católica, apoyados acusados muchas veces por miembro de la jerarquía católica. Eso es parte de la historia nuestra, pero por otro lado, nosotros tenemos que aprender a superar esa parte, no vivir anclados en el pasado, mirar adelante y confiar que la gracia de Dios puede hacernos superar esas experiencias negativas.  Yo creo que el evangélico tiene que ver al católico con ojos de fraternidad para ponerlo de alguna manera.  Pero, permíteme contarte una anécdota hace algunos años yo estuve en las Islas Canarias,  y un familiar me invitó a almorzar.  La Iglesia mía por la experiencia que había tenido de sufrimiento y de persecución de lo cual ya les di unos datos antes se podrían decir muchas cosas más terribles que esas.

En un momento determinado, el esposo de una prima mía en pleno almuerzo me hace esta pregunta.  Plutarco,  tú crees que un católico puede ser un cristiano?  Yo cuando oí la pregunta tuve miendo porque mi padre fue siempre un anticlerical, desde antes de convertirse y hasta que falleció y con razón porque él tuvo experiencias muy negativas con sacerdotes y con la iglesia en general.  Yo recuerdo los casos de persecución con mi familia en las Islas Canarias.  El estaba sentado al lado mío y yo temí porque sabía que él iba a reaccionar dependiendo de la respuesta que yo iba a dar.  Entonces en vez de responder sí o no.  Voy a responder esa pregunta con otra pregunta para que tu contestes y ya verás el significado de la respuesta.  Le pregunté primero la historia del protestantismo, de Martín Lutero y todo lo demás?.  Me dijo si, si, si he leído algo.  Entonces contéstame Martín Lutero después de que clavó sus 95 tesis en la puerta de la iglesia  de Wittenberg hasta el momento en que lo echaron de la iglesia, porque Martín Lutero nunca salió de la iglesia sino que lo echaron.  Martín Lutero era cristiano o no era cristiano.  Ahí está la respuesta a mi pregunta.  Si no era cristiano siendo católico.  En una iglesia probablemente mucho más corrupta que las que conocemos nosotros en el siglo XX.    Porque los relatos que hay de la iglesia en ese entonces son terribles.   Y sin embargo Marín Lutero se quedó allí en la iglesia y cuando lo echaron, cuando la famosa bula, levántate Señor.

Bueno, de un comienzo el no quiso dar su brazo a torcer y dijo, bueno, tengo que responder con la almohada antes de responderte y después más adelante me dijo que yo tenía razón.  Y yo le dije yo he tenido experiencia con los católicos a quienes probablemente yo considero más cristianos que yo.  Gente que ha tenido un encuentro con Jesucristo  y generalmente la reacción inmediata dice bueno, pero si son así porque pueden creer lo que creen porque no se salen o porque  creen algunas otras cosas que creen.  Y yo recordé una respuestas que le  di al Dr. José Miguez Bonino, en el Seminario hace muchos años cuando surgió este mismo tema y José Miguez Bonino dijo que hay evangélicos que nuestra fe nosotros no dudamos que sin embargo creen que Dios creó un grupo de personas específicamente para mandarlas al infierno.  Las creó para condenarlas. Tu sabes del famoso hipercalvinismo.   Esas son algunas de las cosas que creen en  la iglesia católica .  Y sin embargo nosotros no decimos que esos no son cristianos.  Seguramente  que ven las cosas de manera diferente.  Así que tengamos mucho cuidado con los juicios de valor condenando o salvando a nadie.

Yo personalmente he tenido relaciones de profunda amistad y fraternidad incluso en experiencias reciente que he pasado por el fallecimiento de una hija, algunos amigos católicos han mostrado una solidaridad cristiana incomparable de ellos.  Un sacerdote franciscano de las Islas Canarias precisamente, sin que yo jamás me imaginara que él lo podía hacer.  Me llamó para hablarme de sus oraciones y mi hija todavía estaba enferma en esa época.  Me hizo llorar.  No se pueden emitir juicios de valores en bloque.  Yo estoy un poco suspicaz de las prácticas ecuménicas a puro nivel jerárquico, queda en diálogos.  Pero creo en la práctica ecuménica cuando se da en la lucha por hacer el bien, por la lucha ecuménica, por trabajar juntos.  Los testimonios de evangélicos y católicos que se ha encontrado en las cárceles de América Latina bajo las dictaduras militares en Argentina o Chile, eso es valioso verdad? Porque allí se descubre la misma fe.  Aunque tengan expresiones diferentes.

Por supuesto hay católicos que los son numéricamente, como evangélicos que los son también nominalmente. Verdad?  No hemos de lanzar un dedo acusador contra los demás cuando en nuestra casa también tenemos la misma situación.

Tags :

Bad Behavior has blocked 1016 access attempts in the last 7 days.