Posted On 26/04/2015 By In Opinión With 1327 Views

Por un acto de Estado a la altura del momento actual

Barcelona acogerá el próximo lunes, 27 de abril, una ceremonia en la Sagrada Família en recuerdo a las víctimas del accidente de avión de la compañía Germanwings, tras estrellarse en los Alpes franceses. Se prevé que acudan al acto, con los familiares de las víctimas y otros ciudadanos, las autoridades barcelonesas, catalanas y españolas.
Francia y Alemania celebraron ceremonias para las víctimas de este accidente que han reflejado la pluralidad de su sociedad, de las víctimas y de sus familias. En Francia se hizo una ceremonia civil y también otra confesional. En Alemania se celebró un acto ecuménico en Colonia con representantes de las comunidades católica y protestante.
 
Pedir un acto que exprese diferentes cosmovisiones y que sea multiconfesional, civil o ecuménico es instar que los poderes públicos se sitúen de acuerdo con nuestras actuales circunstancias sociales, culturales y religiosas, y valoramos los esfuerzos que han hecho la Generalitat y el Estado para conseguirlo. Entendemos que la propuesta de las autoridades católicas de celebrar una misa presidida por el Arzobispo de Barcelona no responde al pluralismo de las sensibilidades religiosas de las víctimas ni, obviamente, de la diversidad de nuestra sociedad.
 
Por otra parte, el formato escogido no tiene en cuenta el principio de aconfesionalidad de la legislación actual. El artículo 16 de la Constitución española garantiza “la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y de las comunidades” y añade que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”.
 
El Estatut de Catalunya del 2006 dice, en el artículo 40.8, además, que “los poderes púbicos tienen que promover la igualdad de todas las personas” con independencia de sus cosmovisiones, entre las que cita explícitamente la “religión”.
 
El primer barómetro sobre la religiosidad hecho por la Generalitat, presentado el 8 de abril, concluye que el 53,4% de la población catalana se define como cristiana católica -tradición que representa la mayoría sociológica y religiosa de nuestro país-, el 18,2% como atea y el 12% como agnóstica. El 7,3% se declara musulmán, el 2,4% cristiano protestante o evangélico, el 1,3% budista, el 1,2% cristiano ortodoxo, el 0,4% testimonio de Jehová y el 2,3% seguidor de otras confesiones.
En Catalunya tenemos una buena convivencia entre las diferentes tradiciones religiosas y espirituales. Un acto dedicado a las víctimas del accidente aéreo de los Alpes hecho con obertura a todas las creencias y sensibilidades sería un gran paso adelante para la convivencia pacífica de todos los ciudadanos.
Jai Anguita, director comunitario de Bet Shalom, comunitat judía progresista de Barcelona
Joan Botam, caputxí i presidente del Centre Ecumènic de Catalunya
Joel Cortés, presidente de la Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española
Andreu Dionís, pastor bautista
Ruth Giordano, presidenta de la Unió d’Esglésies Baptistes de Catalunya
Ignacio Simal, presidente de la mesa de l’Església Evangèlica de Catalunya
Francesc Torradeflot, teólogo y filósofo

Tags : , , , , , , , , , , ,

Bad Behavior has blocked 895 access attempts in the last 7 days.