Posted On 19/02/2020 By In América Latina y el Caribe, Opinión, portada With 897 Views

Rubem Alves, prohibido: el evangélico perseguido por el gobierno de Rondônia, Brasil | Magali Cunha

“Rubem Alves marcó a muchas generaciones de personas de iglesias interesadas en pensar la fe y la vida con densidad y responsabilidad”, escribe Magali Cunha, periodista, doctora en Ciencias de la Comunicación y colaboradora del Consejo Mundial de Iglesias, en un artículo publicado por Carta Capital el 12 de febrero de 2020.

2020 comenzó sacudiendo el escenario que implica a la religión y a la política, particularmente con respecto al protagonismo alcanzado por el segmento evangélico desde las elecciones de 2018 .

Ya hemos tenido la controversia de la Iglesia Presbiteriana en Londrina, que abrió espacio en uno de sus servicios dominicales para recolectar firmas para la creación del partido del Presidente de la República Jair Bolsonaro, la Alianza por Brasil . Las críticas al liderazgo de la iglesia llevaron a la Iglesia Presbiteriana de Brasil a publicar una nota declarándose no partidista .

También tuvimos el evento clasificado como un “proyecto misionero”, The Send – The New Era (El Envío – La Nueva Era). Este febrero y con altas cifras financieras, The Send llenó dos estadios de futbol en São Paulo y uno en Brasilia. El escenario, marcado con el logotipo, una flecha a la derecha (!), se dividió entre estrellas evangélicas nacionales y estadunidenses, pastores famosos de los más variados estilos evangélicos, el Presidente de la República, Jair Bolsonaro , y la Ministra de Mujeres, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves . La presencia de políticos entre los oradores en el evento produjo muchos debates en las redes.

Pero no son estos episodios que han agitado el recién iniciado 2020 a los que dedicaremos este espacio del blog Diálogos de Fe. Reflexionaremos sobre otro momento destacado del periodo, pero que está estrechamente relacionado con otros: la censura de libros promovida por el Departamento de Educación del Gobierno de Rondônia [fronterizo com Bolivia]. El gobernador del estado es el ex primer ministro, coronel Marcos Rocha (PSL), evangélico de la Iglesia de la Asamblea Pentecostal de Dios. Su secretaria de Educación, Suamy Vivecananda Lacerda Abreu, implementó la medida para retirar de cada escuela del Estado una lista de 43 libros considerados “no aptos para niños y adolescentes”.

Cuando se publicó en los medios de comunicación, el gobierno inicialmente dijo que era una noticia falsa , pero se confirmó por un audio filtrado, atribuido a la gerente de Educación Básica del Estado, Rosane Seitz Magalhães, quien dijo que el retiro fue “una solicitud de nuestra secretaria”. Después de la gran cantidad de críticas a la acción de censura, de prejuicios oscurantistas, el gobierno de Rondônia tuvo que suspender la medida.

Las obras de Mário de Andrade, Machado de Assis, Franz Kafka y Euclides da Cunha están en la lista, así como las obras del teólogo, psicoanalista y educador evangélico Rubem Alves. Éste, con una peculiaridad: era el único cuya bibliografía completa aparecía como prohibida. “Todos los libros de Rubem Alves deben ser retirados”, afirma una orden al final de la lista.

Ésta es una más de las muchas persecuciones a las que fue sometido Rubem Alves. Fallecido a los 80 años, en 2014, publicó 160 obras en 12 países. Marcó a muchas generaciones de teólogos y teólogos, de pastores, de personas de las iglesias, como yo, interesadas en pensar en la fe y la vida con densidad y responsabilidad.

Mi primer encuentro con él fue al final de la adolescencia, en un programa de capacitación ofrecido por la Iglesia Metodista en Río de Janeiro para jóvenes, cuando la dictadura militar estaba en su última etapa. Alves nos instigó a pensar sobre el protestantismo en Brasil desde un punto de vista crítico. Luego leí sus obras Protestantismo y represión y Dogmatismo y tolerancia, todavía muy importantes para entender el mundo evangélico brasileño . Estaba encantada con las palabras de Variaciones sobre la vida y la muerte y Creo en la resurrección del cuerpo.

Articuló la teología con la poesía, haciendo lo mismo en su reflexión sobre la educación. Como cuando escribe: “Dios ve el mundo a través de los ojos de un niño. Siempre está buscando compañeros para jugar”. Y también: “Sin la educación de la sensibilidad, todas las habilidades son tontas y sin sentido”. También me inspiraron las diversas historias infantiles que escribió.

El pensamiento de Rubem Alves, quien demandaba una nueva visión de la iglesia, con relaciones más libres, humanas y solidarias, lo puso en conflicto con la Iglesia Presbiteriana. Continuó su doctorado en los Estados Unidos, precisamente para escapar de la persecución: había sido denunciado dentro y fuera de la iglesia en los primeros días de la dictadura militar (www.ihu.unisinos.br/78-noticias/595856-as-pensoes-vitalicias-dos-acusados-de-crimes-na-ditadura). Rompió con la Iglesia Presbiteriana, cuando regresó a Brasil, ya que ésta, como declaró, “lo había negado, aislado y marginado”. Sin embargo, nunca hizo a un lado sus raíces protestantes.

Cualquiera que conozca las obras de Alves y su trayectoria como pastor de esperanzas y educador para la libertad, entiende por qué las personas de extrema derecha , que busca el retroceso para este país, condenan sus obras.

La Sociedad Internacional Rubem Alves [recientemente formada: https://rubemalves.wixsite.com/sira] y el Centro Ecuménico Brasileño de Experiencias Pastorales [CEBEP] publicaron una nota el 8 de febrero, declarando:

…tiempos de locura, ignorancia y, sobre todo, resentimiento son tiempos de quema, simbólica o no, de libros e ideas. Pero ellos, en forma impresa o electrónica, resistirán tal estupidez. Lea la historia del Pájaro Encantado o el poema del último libro de Rubem Alves, Una paineira blanca, un ipê amarelo… y los ojos y las caras brillarán, la utopía superará el realismo y la libertad se apoderará de los cuerpos y mundos. Que el gobierno de Rondônia eche atrás su estupidez, hasta que, quién sabe, un pájaro encantado llame a la puerta, invitando a superar temores, resentimientos y odios. Y que la comunidad estudiantil de Rondônia diga no a estos ignorantes, afirmando alegremente: ¡Viva la literatura!

Versión: L. Cervantes-Ortiz

Bad Behavior has blocked 641 access attempts in the last 7 days.