Ignacio Simal

Posted On 28/08/2018 By In Columna, portada With 265 Views

Sin patrias, sin banderas | Ignacio Simal

«Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver.» ‭‭Hebreos‬ ‭11:14-15‬

Busco mi patria y, de tejas abajo, no la encuentro. La rebuscó ansiosamente a lo largo y ancho de los cuatro puntos cardinales, y no la reconozco ni en la tierra que me vio nacer, ni en la que crecí. Soy tan huérfano de patrias y de banderas, como lo soy de padre, madre y hermana.

Hubo un tiempo, cubierto por la neblina de los años, que me parecía tenerla entre mis manos. Pero hoy descubro que todo era una ensoñación. Hoy me siento como extranjero peregrinando en medio de un bosque de patrias desapacibles. Mis convicciones me impiden regresar a la ensoñación de la patria -aunque de vez en cuando me azuza la tentación-, esa por la que dicen que hay que dar todo, absolutamente todo.

Si acaso, tal vez, podría hablar de una ciudad, que la hago “nuestra”, que no se configura a la manera presente, sino a la manera del futuro de Dios, del Dios de Jesús de Nazaret. Esa ciudad es la patria de la fraternidad universal, de la ayuda mutua y de la equidad; es la patria de las mujeres y hombres libres; ¡es la patria sin Estado y sin bandera iluminada por el escándalo de la cruz!

Tags : , ,

Bad Behavior has blocked 2715 access attempts in the last 7 days.