milagros Tag

hija de jairo

Posted On febrero 16, 2016By Alfonso Pérez RanchalIn Biblia, Opinión

Y Jesús tenía una hija…

El pasaje que está en Marcos 5:21-43 se abre con el ruego roto, lleno de dolor, de un padre que tenía una única hija en agonía: – Mi hijita se está muriendo. Ven y pon tus manos sobre ella para que se sane y viva”. Jesús ya había cosechado un buen número de enemigos. Las clases más importantes de su pueblo lo rechazaban. Por supuesto, entre estas estaban las autoridades religiosas que manifestaban su clara oposición. Según decían, cualquier seguidor de Jesús no era otra cosa que un perdido, unRead More

Posted On noviembre 3, 2014By Jaume TriginéIn Opinión, Teología

Cuando la fe deja de interesar

Hasta bien entrado el pasado siglo, la problemática de la fe en muchas personas tenía que ver con sus contenidos. Lo que se ponía en duda eran determinados relatos (milagros del Antiguo y Nuevo Testamento, nacimiento virginal de Jesús o su resurrección). La apologética echaba mano de aportaciones científicas y de racionabilidad para intentar explicarlos y la teología empleaba nuevas pautas hermenéuticas para hacer comprensible, en los nuevos contextos culturales, la Palabra de Dios. El problema de los últimos años, como ya anticipó K. Rahner, es la falta misma deRead More

Posted On julio 25, 2014By J. M. González CampaIn Antropología, Biblia, Opinión

Jesús de Nazaret, las enfermedades y los enfermos

Antes de adentrarnos en cuestiones más complejas en cuanto al origen, causas y trastornos de las enfermedades, conviene que analicemos algunos términos que se manejan mucho entre las personas en los ámbitos religiosos y que pueden crear confusión y abocar a conclusiones fantásticas o míticas que, pretendiendo ser bíblicas, en realidad no lo son. Se trata de entrar en el ámbito de las desmitificaciones,y traducir lo mítico a términos científicos, sin intención alguna de adulterar la Revelación de Dios. Hay un término paradigmático por excelencia, por el que vamos aRead More
En la primera sanidad divina después del Pentecostés, Dios usó a Pedro y Juan para curar a un mendigo lisiado (cojo) desde su nacimiento. El mendigo esperaba solo una limosna, pero recibió de Dios salud y fuerzas. Entró en  el Templo con ellos, saltando y alabando a Dios. El impacto fue tremendo y la gente corría para ver a Pedro y Juan. Es aleccionadora la reacción de Pedro: Mientras el hombre seguía aferrado a Pedro y a Juan, toda la gente, que no salía de su asombro, corrió hacia ellosRead More

Bad Behavior has blocked 703 access attempts in the last 7 days.