Posted On 02/07/2014 By In Cultura With 1203 Views

Una mirada a las comunidades pentecostales de población negra en Londres

Una de las cosas que más me atrajeron en Londres es la presencia de las llamadas black churches pentecostales: ¿Dónde están? ¿Quiénes las conforman? ¿Cómo son sus cultos? ¿Qué significa ser pentecostal negro en una ciudad multicultural, posindustrial y con un 90% de población blanca? ¿Cómo se están visibilizando?

En esa búsqueda, casualmente encontré una exposición en el Tate Modern. Sunday service es el nombre de una muestra fotográfica compuesta de 24 fotos acompañadas de un documental dónde Chloe Dewe Mathews analiza la transformación de algunos espacios que antes eran zonas industriales, en espacios culturales. Sunday service es parte de un proyecto más amplio donde participan la Universidad de Roehampton levantando censos de la presencia pentecostal africana y caribeña en el municipio de Southwark, y el museo Tate Modern bajo el proyecto “El Tate y tú” donde un artista local desarrolla actividades de rescate cultural junto a la población del lugar. Chloe mapea las colonias de Camberwell  y Peckham (de las más emblemáticas, históricas y culturales del centro de Londres), y descubre insólitos lugares:

localizadas en pequeños edificios industriales, al lado de galerías de arte, frente a las estaciones de tren, en plenas calles principales o en salones de casinos, hay más de 240 African Churches, lo cual ha llevado a la Universidad de Roehampton a decir que es la población cristiana más grande fuera de África.

Y agrega: “Más allá de las fachadas exteriores, dentro de los espacios se desarrolla una explosividad emotiva digna de documentar”.[1]

En su mayoría, las fotografías son retratos de mujeres ataviadas con trajes típicos que a mi parecer representan actos de resistencia cultural e identidad étnica (no es el mismo atuendo el de Ghana que el de Nigeria, por ejemplo. En la vida cotidiana ellas visten a lo occidental, pero los domingos ellas asumen su cultura en su atavío). También hay hombres vestidos con trajes occidentales tocando algunos instrumentos africanos o eléctricos en el momento de la alabanza. Otras fotos son fachadas de los recintos que sirven como templos en donde se asoman tímidamente los logotipos de denominaciones como The Redemed Christian Church of God, Freedom Centre International, House of Praise o Liberty Christian Fellowship. También hay fotos de la comunidad entera en momentos de plena alabanza donde se dan las manifestaciones del Espíritu Santo. Tres de estas iglesias tienen su origen en Nigeria, siendo The Redemed Christian Church of God la de más presencia y antigüedad en Reino Unido.

Todas las fotografías captaron momentos que son explicados en el documental. Aquí es interesante notar las descripciones de la autora de Sunday Service cuándo le tocó presenciar las liturgias pentecostales. Sobre ello tengo dos observaciones: 1. Ella destacó el papel del pastor como guía espiritual y a la vez “líder motivacional”:

Durante el servicio, el pastor se dirigía hacia la congregación y tocando la frente de las personas, éstas sentían como una fuerte dosis del Espíritu Santo llenaba sus cuerpos. Algunos cayeron al suelo al instante y duraban mucho tiempo temblando. En otros casos, el pastor llamaba a alguien por su nombre y mandaba a través del aire una bendición, casi como si fuera un rayo de energía o un rayo láser con efectos casi poderosos.[2]

La autora llega a conclusiones que ya han señalado algunos estudiosos de los pentecostalismos latinoamericanos: a través de la predica pentecostal las y los pentecostales encuentran elementos de empoderamiento personal que se socializan en colectivo[3], por lo que  construyen una confianza en sí mismos para hacer frente a las dificultades cotidianas. Y esto cobra mucho sentido en contextos de migración.

Las oleadas de inmigrantes negros de los países que un día fueron colonias británicas en el Caribe y África, están en constante crecimiento. En tal contexto, muchos de los inmigrantes son pentecostales desde su país de origen y al llegar a Londres, sus familiares o conocidos que también son creyentes, apoyan la integración a la vida londinense iniciando por la comunidad religiosa en dónde el espacio litúrgico permite reafirmar la cultura e identidad a través de la música, el baile, los atuendos, las prédicas en yoruba (Nigeria), shona (Zimbabue), gaa (Ghana). Otro efecto del recién llegado a la ciudad y a la comunidad pentecostal es que no fácilmente puede encontrar un lugar para vivir. Hoy día la ciudad de Londres atraviesa una crisis de vivienda y los gobiernos locales de cada municipio no pueden dar hogar a todos los recién llegados a su territorio, por lo que una solicitud de alquiler, de colocación laboral o médica puede tardar algunos meses. Para no quedar en calidad de homless (pueden ser familias enteras), la comunidad pentecostal puede ayudar a dar techo a los recién llegados. Entonces también ofrece un respaldo moral y social frente a la vulnerabilidad.

Otro elemento cultural de suma importancia es la fuerte presencia de jóvenes que no dejan de asistir a la iglesia los domingos.[4] Cerca de mi casa hay una iglesia de  The Redemed Christian Church of God y es interesante ver cada domingo por las calles a mujeres adultas ataviadas con sus trajes regionales, acompañadas de adolescentes que van vestidos como hípsters, skats o de acuerdo a las modas del momento, lo mismo que con peinados y cortes de moda. Recordé estas escenas cuando vi el documental de Sunday service. Allí Chloe entrevista a jóvenes que hacen música hip-hop y ellos no expresan en términos litúrgicos o religiosos su pertenencia religiosa. Sólo afirman que dentro de sus iglesias pueden hacer música, tener una banda, amigos y admiración tanto de chicos como grandes. Los jóvenes dicen que encuentran emociones frescas y fuertes vínculos con sus iguales.

Cabe decir que la gran mayoría de feligreses no son vecinos del lugar. Esto es importante destacar y quizá de ahí el porqué del proyecto tripartito de Sunday service. La intención de fondo del documental y la muestra fotográfica no es sólo mostrar la presencia pentecostal negra en el municipio de Southwark. La idea es hacer de esos espacios físicos religiosos lugares más habitables y en relación directa con los vecinos del lugar; es decir, que no por el hecho de ser templos pentecostales y ser usados sólo dos o tres días por semana, ello les pone en una condición marginal. No, la intención es que comiencen con su proceso de regularización del suelo, que cumplan con sus responsabilidades como institución de caridad (la mayoría de iglesias en Reino Unido tienen este registro para dar cuentas financieras al Estado); que participen en actividades culturales y sociales de la comunidad y sobre todo, que las black churches sepan que son parte de la nueva diversidad cultural de Londres por lo que surge la necesidad de sentirse integradas.

Mientras que la historia de las iglesias pentecostales en América Latina están marcadas por la exclusión por ser concebidas culturalmente como expresiones ajenas a las religiosidades propias del catolicismo institucional, popular y del protestantismo liberal de los siglos XIX y XX, aquí no se siente el peso de la marginalidad ni de extranjería. De hecho, es muy interesante que una Universidad, un Museo y artistas locales busquen las formas de acercarse a las iglesias pentecostales para hacerles saber la importante presencia que tienen en la zona. Esto último me hace pensar sí en América Latina podremos encontrar o crear proyectos similares que permitan cambiar las formas y entendimientos que se tienen del pentecostalismo y las diversidades religiosas minoritarias: más allá de la descripción y el señalamiento de que ahí están las iglesias, sería importante hacer un poco más de esfuerzos de inclusión. Espero que lo podamos lograr y mostrar los resultados tanto en foros académicos como en reconocidos museos nacionales e internacionales. Creo que por ahí vamos.

Sunday service permanecerá hasta mediados del próximo mes en una de las galerías del Tate Modern, en el centro de Londres.

 

[1] Presentacion Tate Modern & You: Sunday Service.

[2] Dewe Mathews, Chloe. “Photographing London´s Sunday service rituals”, en: http://www.tate.org.uk/context-comment/blogs/photographing-londons-sunday-service-rituals

[3] De la Luz García, Deyssy Jael (2010). El movimiento pentecostal en México. La iglesia de Dios, 1926-1948. México: La editorial Manda-La Letra Ausente; Mansilla, Miguel Ángel (2014). La cruz y la esperanza: la cultura del pentecostalismo chileno en la primera mitad del siglo XX. México: La editorial Manda-CIACL, UNAM-Universidad Arturo Prat.

[4] Petre, Jonhathan (27 Feb 2006). “Pentecostals spearhead big rise in new churches”. The Telegraph en: http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/1511553/Pentecostals-spearhead-big-rise-in-new-churches.html

Tags : , , , , , , , ,

Bad Behavior has blocked 707 access attempts in the last 7 days.