exhortación Tag

“Levántate, resplandece…”: el motivo divino de la luz  ¡Álzate radiante, que llega tu luz, la gloria del Señor clarea sobre ti! […] Ya no será el sol tu luz durante el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, pues será el Señor tu luz para siempre, tu Dios te servirá de resplandor; tu sol ya no se pondrá y tu luna no menguará, pues será el Señor tu luz para siempre y se habrá cumplido tu tiempo de luto. Isaías 60.1, 19-20, La Palabra (Hispanoamérica) La gran realidadRead More

Bad Behavior has blocked 718 access attempts in the last 7 days.