infierno Tag

Posted On julio 7, 2014By Esther BarujaIn Biblia, english, Opinión

Hymn to Whom?

Then Paul stood in front of the Areopagus and said, “Athenians, I see how extremely religious you are in every way. 23 For as I went through the city and looked carefully at the objects of your worship, I found among them an altar with the inscription, ‘To an unknown god.’ What therefore you worship as unknown, this I proclaim to you. The God who made the world and everything in it, he who is Lord of heaven and earth, does not live in shrines made by human hands, 25 nor isRead More

Posted On mayo 2, 2014By Harold Segura C.In Biblia, Teología

El infierno, ¿existe todavía?

«…fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos…» Credo de los Apóstoles En la audiencia papal del miércoles 28 de julio de 1999, el entonces papa Juan Pablo II (ahora San Juan Pablo II) habló del Infierno. Recuerdo las polémicas que provocaron sus palabras. Los medios de comunicación, tan afectos al sensacionalismo, incluso los especializados en asuntos religiosos, anunciaron a los cuatro vientos titulares como: «¡El infierno no existe y, si existe, estaría vacío!». De esto hace ya quince años; loRead More

Posted On septiembre 8, 2012By Juan María TelleríaIn Opinión

El infierno: ¿realidad o ficción?

Al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. (Mateo 25, 41b BTX) El tema del infierno no es demasiado popular entre los creyentes de un tiempo a esta parte. Se ha convertido en uno de esos asuntos que se procuran evitar por no generar situaciones embarazosas, porque casi “se queda mal” si se trata, y sobre todo porque —o así nos lo parece— desde la Edad Media se ha venido machacando tanto con él a los auditorios y las congregaciones, que, como es natural, crea cierta repulsa. NoRead More

Posted On noviembre 19, 2009By Lupa ProtestanteIn Biblia

Nos abrió la puerta al paraíso

De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. (Lucas 23:43) Tenían por nombre Ezequiel y Juana. Así les pusieron sus padres. Nacieron y murieron. Por el camino fueron dejando ilusiones. Perdieron hijos e hijas debido al hambre y la falta de recursos. Ella murió, junto a su hijo, de un mal parto. Él, Ezequiel, murió cuando estaba a punto de cumplir los cincuenta años. Nunca levantó cabeza -no podía ser de otro modo-. Ambos, junto a sus hijos, “disfrutaron” del infierno antes de morir… Los seres humanosRead More

Bad Behavior has blocked 721 access attempts in the last 7 days.