Posted On 25/05/2021 By In Cultura, Historia, Opinión, portada With 814 Views

Prisciliano un obispo adelantado a su tiempo: I. Contexto y origen | Samuel Alonso

  1. INTRODUCCIÓN

La motivación de estas series de artículos nace de la voluntad de indagación de algunos acontecimientos históricos del cristianismo español, resaltados en este periodo de nuestra historia (Siglo IV). Teniendo en cuenta, que mucho de lo que se ha escrito sobre Prisciliano y el Priscilianismo, no siempre ha venido acompañado de rigor histórico, sino que, debido al peso del dogmatismo de la creencia mayoritaria, esta ha condicionado e influido a ciertos investigadores.

Otra de las motivaciones ha sido, el hecho de que dicho personaje haya pasado a la historia como el primer condenado a muerte por su creencia discordante con Roma. Por último, una tercera motivación, no menos curiosa, es la de saber más sobre la polémica de sí es realmente Prisciliano el que está enterrado en Compostela, en lugar de Santiago Apóstol, siendo esta segunda bastante improbable.

Pero además son muchas las preguntas que pueden venir a la mente, ¿fue Prisciliano un verdadero hereje? ¿fue justa la condena a muerte impartida por el poder Romano contra Prisciliano? ¿ha sido justa la historia a recordar de esta manera a Prisciliano? ¿quién está enterrado en Compostela? Estas y más preguntas se tratarán de contestar en esta serie de varios artículos en la que espero que podáis acompañarme para un mayor conocimiento y rigor de la historia del cristianismo español y todo lo que concierne a este personaje.

 

2. HISPANIA EN LOS SIGLOS IV – VI

Prisciliano vivió en el siglo IV. Para entender este periodo hemos de ubicar varios acontecimientos importantes que dejan una mayor comprensión de toda la disputa prisciliana. Por ejemplo, en Hispania ya teníamos en esas fechas un cristianismo suficientemente asentado. Era un cristianismo muy autóctono, que fuentes primarias datan de finales del siglo I, pero lo más probable es que el cristianismo a Hispana hubiese llegado en realidad en algún momento del Siglo II.

Tiempo después, en el periodo que vivió Prisciliano, ya el cristianismo estaba más asentado, tanto es así que incluso se había celebrado el Concilio de Elvira a comienzos del siglo IV, mostrando  un cristianismo afianzado y maduro en la Hispania del Siglo IV.

2.1 Acontecimientos cristianos más importantes.

Con tal de situarnos mejor, enumeramos los hechos más importantes ocurridos en torno a estos siglos.

  • El Edicto de Tolerancia del emperador Galerio, justo antes de morir en 311 d.C. que otorgó al cristianismo un estado de tolerancia, legalidad y no-persecución.
  • La victoria de Constantino en la batalla del Puente Milvio en 312 y, luego su “conversión” y el Edicto de Milán, que repetía la tolerancia del edicto Galerio y cementó la legalidad del cristianismo.
  • La mudanza de la capital del Imperio a Constantinopla y la división –en ese tiempo cultural- del Imperio en los dos bloques de oriente (Constantinopla-Bizancio) y occidente (Roma).
  • La controversia donatista sentenciada en 314 d.C. y la influencia de Osio de Córdoba y el emperador Constantino.
  • El Concilio de Nicea en 325 d.C., posiblemente presidido por Osio de Córdoba, y el credo oficial del cristianismo, rechazando el arrianismo en cuanto a la Persona de Cristo.
  • En el tiempo de Constancio (337-361 d.C.) más medidas contra el paganismo y a favor del cristianismo como también bajo Juliano el “Apóstata” y bajo Graciano.
  • El reinado del emperador Teodosio y sus edictos para ilegalizar al paganismo y hacer al cristianismo la religión oficial del Imperio y obligatoria para todos los sujetos del Imperio (381, 385, 391 y 394)
  • La aproximación de la caída del Imperio Romano (occidental) que se daría posteriormente entre 410-476 d.C. (el saqueo de Roma por los visigodos en 410, la invasión de los hunos en 452, la invasión de los vándalos en 455, etc.).[1]

Aunque en la anterior lista de acontecimientos, se pueden observar hechos ocurridos fuera de Hispania, estos fueron importantes e influyentes para la historia y el cristianismo en Hispania. Otros hechos importantes fueron la introducción del arrianismo en toda la zona goda y posteriormente, aunque no en los días de Prisciliano, por medio de los visigodos a España.

Políticamente nos encontramos en un periodo inestable, se aproximaba el fin de lo conocido como el Imperio Romano y la conquista de este por medio de los pueblos Godos, a España llegarían los Visigodos ya en el siglo V.

 

  1. PRISCILIANO: INTRODUCCIÓN A SU VIDA

Después de haber expuesto un trasfondo, tanto histórico como religioso de la Hispania en la que se encontraría Prisciliano, es menester comenzar a exponer la vida del personaje a tratar.

3.1 Nacimiento y primeros años.

Poco se sabe de su nacimiento, se dice que nació en Gallaecia, actual Galicia, aunque no hay ciencia cierta de esto, su nacimiento se data, aunque no de manera exacta en torno al año 340. Prisciliano nació en el seno de una familia noble, y en su juventud fue discípulo de Ágape, otra noble, y de Elpidio, que a su vez habían sido discípulos del egipcio maniqueo Marcos de Menfis. Según documentos escritos por Sulpicio Severo que nos han llegado hasta hoy, en sus Crónicas, habla de que Prisciliano era:

«enormemente rico, inquieto, elocuente, erudito gracias a sus muchas lecturas, siempre dispuesta a disertar y discutir… Podía encontrarse en él y en abundancia grandes cualidades de cuerpo y ánimo[2]

Por tanto, se puede decir que Prisciliano había tenido acceso a una enseñanza y formación exquisita y, a parte, tenía un carisma personal que hacía que fuera un líder ya prematuro para muchas personas.

Para un mejor y mayor entendimiento de los próximos artículos que se viene en esta serie, en esta primera entrega he querido centrarme en el contexto de la época y de la vida de Prisciliano. Sin duda, se trata un personaje muy importante para nuestra historia, del cual se puede aprender tanto de sus aciertos como de sus errores.

De lo que no cabe duda, es que nos encontramos ante un obispo adelantado a su tiempo, con amor a Dios y su iglesia, un ejemplo para muchos que hoy perdieron la fe viva y se quedaron sólo en la mecánica del pensamiento. Prisciliano fue un hombre, que como veremos, amó a su Señor y dio su vida por Él.

Te invito a que te quedes en esta serie.

 


[1] Dr. Frank W.R. Benoit, El Cristianismo español antes de la Reforma Protestante del siglo XVI (Sevilla, Seminario Teológico de Sevilla) 10. Toda la lista de acontecimientos históricos mencionada aquí es sacada de dicha fuente.

[2] Sulpicio Severo, Crónicas, II, 46. Trad. de M. Victoria Escribano.

Samuel Alonso

Tags : , , , ,

Bad Behavior has blocked 950 access attempts in the last 7 days.