Posted On 18/01/2021 By In Al Alba With 269 Views

“No manejes, ni gustes, ni aun toques” (Col. 2:21), enseñan | Ignacio Simal

18 de enero, 2021

“No manejes, ni gustes, ni aun toques” (Col. 2:21), enseñan. Son personas que cuando miran a su alrededor solo ven impureza y pecado. Así de contaminada tienen su mente y conciencia (Tito 1:15). A los que les siguen los tienen atados con “soga corta” bajo su control, vigilados y castigados cuando se salen de su norma.

Son individuos que no construyen iglesia, sino espacios sectarios, pues se han olvidado de la prédica y praxis de Jesús de Nazaret (del que dicen ser seguidores). “Destruyen familias enteras” (Tito 1:11) en su deseo enfermizo de control y pureza. Por encima de ellos, nadie: “son insumisos, charlatanes y embaucadores” (Tito 1:10). Proyectan su mente impura en sus sermones y enseñanzas cuyo monotema es ¡el pecado!

De los tales hay que mantenerse alejado cuando no huir de su presencia. Presencia que lo contamina todo. Agobian, cansan y al final te dejan una herida en las entrañas que tarda mucho en cicatrizar.

De ahí que constantemente debemos tener en mente la enseñanza de Jesús cuando dijo: “¡Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os daré descanso! ¡Poned mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy sencillo y humilde de corazón! Así encontraréis descanso para vuestro espíritu, porque mi yugo es fácil de llevar, y mi carga ligera” (Mt. 11:28-30 BTI). Estas palabras de nuestro Maestro y Salvador son el criterio de discernimiento para desenmascarar espacios e individuos que no se conforman con el Evangelio que hemos creído y confesamos.

Soli Deo Gloria

Ignacio Simal Camps
Mis redes

Tags : , ,

Bad Behavior has blocked 726 access attempts in the last 7 days.