Posted On 28/10/2021 By In Opinión, Política, portada With 242 Views

Votar bien | Ignacio Simal

Desde hace años observo con dolor y preocupación como sectores de las iglesias evangélicas sienten una pertinaz atracción por los sectores más casposos de la derecha y de los gobiernos autoritarios de aquí y de más allá de nuestras fronteras. Trump, Bolsonaro, Bukele, Orban, Kaczyński o Abascal, entre otros…

Hace un tiempo asistí, en la ciudad donde crecí, a un culto evangélico con motivo de la tradicional semana de oración auspiciada por la Alianza Evangélica Española y para mi sorpresa todo fue una continua loa a Bolsonaro y un ataque visceral al Gobierno de España. El predicador, un conocido líder evangélico, no proclamó el Evangelio sino que espetó un mitin político en toda regla, dirigido a una nutrida audiencia totalmente entregada a su discurso mediante “amenes”, “aleluyas” y aplausos. Sobra decir que no aguanté y salí del encuentro del que creí que era un encuentro oración.

¿De dónde viene esa seducción de algunos evangélicos por ese tipo de líderes políticos? Muy sencillo. Entre otras cosas, por sus posturas frente a los derechos sexuales y reproductivos, su posicionamiento ante las personas LGTBI y su defensa de la familia tradicional (¿?). Poco importan otros temas o programas políticos, y así se hacen compañeros de viaje de aquéllos que, de seguir ganando votos, nos encaminarán hacia una sociedad radicalmente distópica.

En mi opinión, hacen suyas esas palabras que Vargas Llosa pronunció hace unas semanas cuando dijo “Lo importante de unas elecciones no es que haya libertad, sino votar bien”. Y ya sé lo que para ese sector de mi pueblo significa votar bien. De tal manera que convierten al dictador, que sufrimos en España por cuarenta años, en un defensor de los valores cristianos, ya que era cruel azote de homosexuales (Ley de vagos y maleantes), defendía la familia tradicional y el aborto era penado con cárcel… Todo lo demás era y es secundario.

Si seguimos así, triste panorama nos espera, si es que no lo tenemos ya entre nosotros. Y es que no aprendemos de la historia, ni de nuestra historia ni de las historias de los demás.

Ignacio Simal Camps
Mis redes

Tags : , , , ,

Bad Behavior has blocked 973 access attempts in the last 7 days.