Posted On 19/06/2013 By In Ecumenismo With 1536 Views

Por un ecumenismo de gestos concretos en La Habana: La Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI)

Las iglesias del continente indoafrolatinoamericano y caribeño se reunieron en la Sexta Asamblea General del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) en la Habana Cuba, del 22 al 25 de mayo del 2013 bajo este sugestivo tema, basado en Efesios 4:3.  Gestos concretos.   Desde los quebrantos, anhelos y esperanzas, a partir de litúrgicos, reflexiones bíblicas, espacios de diálogo y la proclamación de la Palabra que dinamiza la presencia del Espíritu, más de 150 denominaciones del amplio espectro religioso protestante se dieron cita en la capital cubana.

Conforme a la Carta Pastoral de la Habana, documento de expresión de la Asamblea que parafraseamos extensamente en este escrito, se hace referencia a la grata experiencia de compartir reflexiones y desafíos desde la Consulta Continental sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, celebrada del 21 al 22 de mayo del 2013 en la misma ciudad caribeña. Allí las iglesias afirmaron la necesidad de tratar estos temas desde el marco de los derechos humanos y sus garantías a partir de los Estados, ya sean confesionales o laicos. Se expresó que la prevención de la violencia de género y la violencia sexual, la maternidad, la educación de la sexualidad, la prevención y atención de las personas que viven con VIH-SIDA, y el respeto del cuerpo, la planificación familiar, son necesarios y pertinentes para una verdadera transformación de nuestras sociedades, según contenido en el Documento de El Cairo del 1994. De igual manera se rechazó todo tipo de violencia hacia la mujer y la infancia, máxime en un contexto en el que se padece el flagelo del feminicidio y tráfico humano, los cuales crecen a un ritmo mayor que el homicidio en nuestras tierras.

En términos de la programación de la propia Asamblea, la misma inició con un acto litúrgico que resaltó las cinco Asambleas anteriores, desde Oaxtepec, México (1978) hasta la presente.  Cuba, país sede de la Asamblea, afirmó su disposición a recibirnos con los brazos abiertos y nos compartió su realidad, con todos sus claroscuros y luminosidades, a través de un recorrido de eventos históricos y planteamientos sociales. De su testimonio, pudimos dar fe de que, ante las fuerzas que oprimen y separan a los pueblos, las iglesias latinoamericanas y caribeñas, reunidas en el CLAI, han demostrado que “ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo ni ninguna cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.” (Romanos 8: 38)

La Asamblea tuvo sus momentos deliberativos y de decisión.  Entre ellos, se eligió la nueva Junta Directiva, que regirá los destinos del organismo durante los próximos seis años.  El pastor Felipe Adolf fue elegido Presidente del CLAI, conjuntamente con una Directiva que abraza la rica diversidad de identidades que caracteriza a nuestro continente.  A todo esto, celebramos que dos representantes de la delegación puertorriqueña, a saber: Rvdos. Jorge Zijlstra Arduin y Jaime Rivera Solero, formen parte de este cuerpo de toma de decisiones.

Al mismo tiempo, la Asamblea abrazó diferentes reclamos de los pueblos de esta Patria Grande y celebró las oportunidades que los tiempos van ofreciendo en pro de la paz con justicia en nuestras tierras. Como puertorriqueños, podemos sentirnos orgullosos del apoyo unánime que la Asamblea dio a la libre autodeterminación del pueblo de Puerto Rico en su definición de su relación con los Estados Unidos, el reclamo por la inmediata liberación de Oscar López Rivera de su encarcelamiento de más de 30 años en cárceles norteamericanas, así como la descontaminación, la desmilitarización, la devolución de las tierras y un Plan de Desarrollo para la isla municipio de Vieques.

Finaliza este cónclave haciendo una llamada a no desmayar en las luchas cotidianas puesto que, como dice un cantautor cubano, “la era está pariendo un corazón y hay que acudir corriendo pues se cae el porvenir.” Afirmando la fe como “certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1), eso que todavía no vemos, pero que estamos seguros de que viene; por la fe lo declaramos y en el nombre del Señor lo construimos a través del ministerio que Dios nos ha puesto por delante. ¡Enhorabuena, CLAI, y adelante en la visibilización de esos gestos concretos de vida plena y abundante!

 

Tags : , , ,

Bad Behavior has blocked 972 access attempts in the last 7 days.